Seleccionar página
acampar y ser vulnerable
Proyecto Solidario RECORDIS

Por qué ser vulnerable te acerca a las personas en tus viajes

Macarena Borquez,  9 Enero 2018

En el post anterior te comenté que una parte de la “fórmula” para conseguir hacer tus proyectos personales era mantenerlo simple.

Una de las formas que nosotros encontramos para hacerlo simple es acampando.

De tal manera que conseguimos además de mantenerlo simple:

  1. Destinar los recursos a lo verdaderamente importante.
  2. Ser vulnerable/cercanía.

Seguro que piensas que estoy “shalá perdía”.

¿Para que iba a querer yo ser vulnerable?

Un momento, quédate conmigo, sigue leyendo y te mostraré mi punto de vista por si te sirve.

tienda de campaña en Marruecos
Acampando nos mantenemos simples y vulnerables.

¿Quieres tener experiencias diferentes? Viaja diferente.

 

¿Tus viajes siempre se resumen en viajar en avión, dormir en hoteles, visitar las mismas ciudades con sus museos, edificios históricos y ver siempre a la misma gente?

Por lo general esto no tiene nada que ver que vayas de viaje organizado o en plan mochilero, yo lo he vivido.

Ten en cuenta que a lo largo del mundo también existen guetos de mochileros con los mismos hostales, la misma gente con el mismo discurso y Bob Marley sonando de fondo.

Por eso una de las fórmulas para que tu viaje cambie definitivamente es ser vulnerable.

Seguro que piensas que he perdido la cabeza. Quédate conmigo, sigue leyendo.

Para empezar quería contarte que hace unos 4 años cumplí mi sueño de viajar durante más de un año con mi mochila a cuestas. En ese momento de mi vida tenía pocos recursos económicos por lo que dependía de las personas para transportarme (hacíamos autostop) y para dormir.

Por esta razón dependíamos 100% de personas desconocidas, personas que nos alojaron en sus casas, nos prepararon platos típicos de verdad, de esos que hace tu abuela y además nos contaron las historias locales, la del pueblo.

Por lo general no visitábamos los museos o edificios históricos, sin embargo, fuimos invitados a bautizos, bodas, asados entre amigos, celebraciones familiares, etc. de tal manera que después de mucho tiempo tuve la sensación de ¡Esto SI es viajar!

Al contrario de lo que cualquiera podía esperar en 14 meses no tuvimos ninguna mala experiencia y no nos mezclamos con los viajeros o turistas, solo con gente local por lo que parecía que esto de ser vulnerable no estaba tan mal.

Los turistas, incluso los viajeros, andan sumidos en una espiral de consumismo.

 

Basicamente les han vendido la moto de que no comprar cosas no es consumir pero es quizás una de las industrias más consumistas que existen hoy en día.

El viajero por lo general consume:

  • Pasajes
  • Comidas
  • Personas
  • Monumentos
  • Paisajes
  • Experiencias

Da igual que vayas a hoteles y visites ciudades o te las des de mochilero de hostales.

Por otro lado yo ya me cansé de hacer esto todas mis vacaciones, le he perdido el sentido.

Si quieres saber las razones por las que no quiero vivir de viaje te animo a que leas este post.

¿Por qué parece que hoy en día desperdicias tus vacaciones si te dedicas a estar en tu casa con tu familia descansando y aprovechando para disfrutar de los pequeños placeres de la vida?

Me esfuerzo en mantener mi vida lo más simple posible y parte de mi vida son las vacaciones por lo que intento aplicar el mismo criterio de simplicidad.

Por eso busco en ellas: descansar, aportar valor, dedicar tiempo a aprender, a moverme, a tener contacto con la naturaleza y rodearme de personas que me aporten.

Obviamente me da igual que sea en mi pueblo o en las antípodas.

Mantenlo simple para mantener el foco en lo importante.

Desde hace un tiempo dedico mis vacaciones a hacer algo que tenga más sentido que andar de un país para otro como pollo sin cabeza.

Lo dedico al Proyecto Solidario RECORDIS.

Como sabrás del post anterior, donde te conté el nacimiento de este proyecto, me gusta además de ser vulnerable, mantenerlo simple para hacerlo posible.

Es una máxima que repito como un mantra.

Por ello te voy a explicar la importancia de este mantra.

Manteniéndolo simple te enfocas en lo importante: y lo importante de este proyecto son indiscutiblemente las personas.

No es el mejor equipo, las instalaciones, el personal, los patrocinadores, ni siquiera David y yo.

Lo importante es equilibrar un poco de la balanza y proporcionar a personas que no tengan fotografías una imagen para que puedan disfrutar del placer de observar una fotografía.

Para que puedan disfrutarla años más tarde recordándose, para pasarla a la siguiente generación y ser recordados, dejarse recordar.

¿Por qué esta obsesión?

Para mí la fotografía es Recuerdo; del latín RECORDIS “volver a pasar por el corazón”.

La fotografía me trae momentos y personas.

Esta fotografía que ves es la última que me tomé con mi padre que coincide con la última vez que lo vi, lo abracé y le di un beso.

No sabes lo que bendigo haberme hecho esta fotografía. Es una suerte que en Europa podamos disfrutar del acceso a guardar nuestro recuerdo en cualquier momento a través de cámaras o móviles.

Dos mujeres sevillanas en la feria de abril
La última vez que vi a mi padre.  Esta fotografía es un tesoro para mí.

Entenderás ahora por qué no podía dejar que el Proyecto RECORDIS se quedara en una simple ensoñación.

Simplemente tenía que hacerlo.

Por eso decidimos empezar esta aventura con los recursos materiales, económicos y de tiempo que teníamos en ese momento.

Y como el dinero no es ilimitado  tuvimos que tomar tres decisiones claves:

  1. Donar el 7% de las sesiones de «Un Día de TU Vida» al Proyecto Recordis.
  2. Crear una galería exclusiva del proyecto donde todos los beneficios fueran destinados a RECORDIS.
  3. Invertir mayoritariamente en transportarnos a las zonas más remotas de Marruecos y reducir los gastos en comida y alojamiento.

Es por ello que la mayoría de las veces acampamos y nos cocinamos nosotros mismos en una hoguera.

Tajin de verduras y carne
Fotografiando la naturaleza, otra de mis pasiones.

La vulnerabilidad como aliada

Cuando el factor económico es limitante indiscutiblemente acampar se convierte en una necesidad.  Sin emabrgo, lo que al principio fue una decisión económica más tarde se convirtió en una decisión ideológica.

Porque al acampar y cocinar en fuego con un elemento culinario típico del país, el Tajín, nos obligaba a permanecer más tiempo en un lugar y mostrarnos/ser vulnerables.

Todo tiene su proceso:

  • Buscar un lugar a la sombra formar el circulo de priedras para la hoguera.
  • Buscar leña y almacenarla.
  • Encender la candela y preparar los alimentos.
  • Cocción a fuego lento de los alimentos.
  • Disfrutar de la comida

Por lo general todo esto requiere tiempo, paciencia y estar públicamente expuestos mientras completamos el ritual de la comida, que suele tardar entre 2-3 horas.

Nos sorprendió el poder de la exposición, la vulnerabilidad, el mostrarnos tranquilos, serenos, sin prisas.

 

En todo este tiempo dábamos lugar a la gente a vernos, a curiosear primero desde la lejanía después cada vez más cerca. Los niños se acercaban a jugar y los mayores a veces nos traían leña, otras algo para acompañar la comida.

Cuando terminábamos de comer no éramos unos desconocidos en el pueblo. Nos había visto movernos, mirar, disfrutar, cocinar con sus utensilios e intentar imitar su comida y su forma de comer.

Parece que ya no éramos unos turistas con prisa que llegan en un coche y rápidamente toman 2 fotografías y se van en cuestión de 5 minutos.

Al principio pensamos que con esta forma de actuar podíamos a priori alcanzar a menos gente porque tendríamos que dedicar más tiempo a cada zona pero al final resultó que el dedicar más tiempo nos acercaba más a la población local.

Menos es más.

Ese fue el momento que decidimos mantener el proyecto así de sencillo: visitar dos aleas por día, acampar, comer en una hoguera y viajar tranquilos. Mostrarnos y ser vulnerables.

Este proyecto se desarrolla esencialmente en un sendero de lento andar. Por lo que no tenemos prisa en llegar, en crecer, vamos respetando el proceso, el misterio y la incertidumbre.

Manteniendo el foco en las personas para que personas como tú conectéis con el proyecto solidario RECORDIS.

No todo es blanco o negro

Que preferimos acampar es un hecho pero que todo no es blanco o negro también es otro hecho.

Por ello no nos cerramos ni definimos este estilo de viaje como al aire libre al 100%.

En algunas ocasiones es necesario descansar sobre un colchón sin que el frio, el viento, la lluvia o el sol te azote.

En ocasiones una habitación de hotel (sencilla sin muchos lujos) donde poder tomar una ducha reconfortante, limpiar los equipos fuera del polvo de Marruecos y recargar baterías nos da la posibilidad de recargar nosotros también las pilas.

A veces sienta bien no tener que cocinar y poder comer caliente disfrutando de una buena comida.

Por otro lado también nos gusta mezclarnos en los pueblos y tomarnos un buen té viendo la vida pasar.

anciano en un a teteria de marruecos

Recargando pilas con un buen té verde.

Esencialmente RECORDIS es un proyecto de vida, de camino lento por lo que no tenemos necesidad de desgartarnos, quemarnos y darlo todo al 100% en poco tiempo.

NO.

Por eso de vez en cuando paramos, buscamos intimidad, descanso y disfrutar de las personas y lo que nos rodea sin tener la cámara por medio.

Cada domingo comparto lo que aprendo con mi lista de correo.

Solo por el placer de comunicarnos. Sin regalitos ni estrategias cutres de marketing.

Añade tu comentario porque me encanta escucharte. 

  • ¿De qué manera haces especiales tus viajes?
  • ¿Has sentido alguna vez que viajar rápido y con prisas no tiene mucho sentido?
  • ¿Alguna vez tras sentirte vulnerable has vivido una experiencia única?

Además, me gustaría que compartieras conmigo si para ti es tan importante como para mi la fotografía como generadora de RECUERDO.

Si te emociona ver una fotografía o pasar las hojas del álbum con tu abuela a tu vera contándote historias.

Nos vemos en la próxima entrega de RECORDIS. Seguimos caminando junt@s.

 

 

¡No seas tímida y exprésate con libertad!

Los 3 artículos recomendados

RECORDIS

Nacimiento proyecto Solidario RECORDIS

UN DÍA DE TU VIDA

La familia Zapp en la feria de Abril

UN DÍA DE TU VIDA

Las razones por las que me dedico a los reportajes de familia y no a las bodas

error:

Pin It on Pinterest